Alumnos deberán devolver los libros al final del año lectivo

By | 24 junio, 2020

En una entrevista televisiva (23/Junio), la Ministra de Educación Monserrat Creamer, se pronunció con respecto a la finalización del año lectivo en el Régimen Escolar Sierra – Amazonia, precisó que los estudiantes deben devolver los libros que se le entregaron de manera gratuita al inicio del año.

Todos los alumnos desde 2do de básica hasta 2do de bachillerato tienen el compromiso de entregar los textos escolares la primera semana del mes de julio. Mientras que los estudiantes de 3ro de bachillerato entregaran sus proyectos desde el 9 hasta el 15 de julio junto con los libros. Sin embargo cada institución puede tener su cronograma propio para efectuar esta acción.

devolver-libros-mineduc-sierra-costa

Cuando se realice la entrega, los estudiantes pueden adjuntar una pequeña nota para el nuevo dueño del libro, con consejos, reflexión o algo referente al reciclaje y/o cuidado de nuestro medio ambiente.

La Subsecretaria de Educación del distrito metropolitano también había señalado un día antes el asunto de los libros, indicó que el acto de entrega deben realizarlo los representantes legales o padres tomando todas las medidas de bioseguridad (uso de mascarillas, distanciamiento, etc).

Si los textos escolares no se encuentran en adecuado estado o durante el periodo escolar se les extravió, tienen que notificar al docente encargado mediante un oficio físico o un mail. No se cobrará bajo ningún motivo los libros que no sean devueltos, ni es de estricta obligación hacerlo, pero todos estos textos servirán para poder ser utilizados nuevamente en el siguiente año escolar.

Régimen Costa

Por otro lado, en la región costa, precisamente en la zona 8 empezó hace ya varios días  la entrega progresiva de los libros gratuitos a los representantes, en este acto se les indicaba la campaña para el retorno de los mismo al finalizar el año.

Entre los padres se mostraban comentarios a favor y en contra de esta medida, algunos manifestaban que no estaban contentos con esto, puesto que los libros podrían servirle a los niños en las vacaciones para que repasen lo aprendido. Otros indicaban que esto causaría un compromiso en los estudiantes para que sean más responsables y cuidadosos con sus pertenencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.